HOMERO HIDROVO - UTOPÍA HACIA LA GUITARRA CLÁSICA ECUATORIANA"


La vida bohemia de Hidrobo trascendió mucho para que su muerte le llegara a sus 39 años de edad...


“La música es la expresión del alma, al interpretarla se entrega el ser y se ama todo lo que se crea con todo lo que lo rodea, hasta las cosas más simples, ¡¡¡En el momento de la interpretación no pienso en nada, pues mi emoción vibra con cada una de las cuerdas!!!
Premios: Casa de la cultura ecuatoriana, mejor guitarrista clásico y requintista académico del Ecuador.

La pasión y la música nacieron con Homerito, pues su padre fue un gran compositor ecuatoriano, (Marco Tulio Hidrobo, compositor y director del grupo los latinos del Andes). Aún cuando ha pasado mucho tiempo de su muerte, su virtuosidad y gran maestría al interpretar la guitarra clásica sigue siendo un paradigma a seguir. A sus 15 años formó el cuarteto Guanabara, donde realizaba música ecuatoriana y brasilera, después formó el grupo Los Latinos del Ande, con un aspecto más profesional, grabando 2 discos donde se interpretaban música de Boleros y uno que otro pasillo.

Los dos grupos que formó después Hidrobo fueron en los cuales se destacó con gran técnica y manejo del requinto, Los Brillantes junto a Olga Gutiérrez, Eduardo Erazo y Héctor Jaramillo paseando la música ecuatoriana por diversos países y ganando éxitos musicales en el extranjero. Su último grupo fue el Trío Los Reales, que conformó junto a su esposa Consuelo Vargas y Eduardo Erazo.

La vida bohemia de Hidrobo trascendió mucho para que su muerte le llegara a sus 39 años de edad, comentan guitarristas clásicos y académico del conservatorio Nacional de música. Sus últimos años de vida musical los dedicó a la guitarra clásica, con gran virtuosismo y maestría, llegando a interpretar preludios y obras exquisitas, bajo los arreglos necesarios para que se enmarquen en música y arte de Ecuador.

Para quienes no lo conocen, basta con mencionar a los grupos "Los Reales" o "Los Brillantes" para que reconozcan sus pasillos y albazos que hasta el día de hoy hacen llorar a nuestros compatriotas. Su primer requinto fue regalado por Benjamín Carrión, el fundador de la Casa de la Cultura de Quito y a los 3 años ya estaba recibiendo sus primeras lecciones musicales de su padre Marco Tulio y de su tío Armando Hidrobo, quienes contaban ya con una larga trayectoria musical. No es casualidad entonces que los rasgados en sus requintos se hayan convertido en leyenda en el Ecuador y el mundo entero.

Nació en Quito el 2 de Octubre de 1939. Desde niño actuó en presentaciones en Cotacachi, ciudad natal de su padre, poco después en programas infantiles en la radio la Voz Democracia de Quito. Hacia los quince años conformó su primer grupo llamado "Cuerdas Andinas" y continuo haciendo música con más agrupaciones, pero fue en 1962 cuando forma el grupo "Los Brillantes" conformado por Hidrovo, Eduardo Erazo, Héctor Jaramillo y la cantante argentina Olga Gutiérrez. Durante 1965 y 1966 se convierte en uno de los grupos de mayor popularidad y difusión en el país, traspasando fronteras y llegando a tocar en gira por Nueva York, Chicago, San Francisco, Miami y Los Angeles. Durante esta gira logran un importante lugar al alcanzar la Palma de Oro en Hollywood.
En 1966 se separa de "Los Brillantes" para formar "Los Reales" con la cantante Argentina Consuelo Vargas, Joel Sánchez y Eduardo Erazo. La Enciclopedia de la Música Ecuatoriana lo califica como "uno de los guitarristas ecuatorianos más destacados, su calidad interpretativa sigue siendo un paradigma".

El aporte de Homero Hidrovo Ojeda es incalculable. Figura paternal de nuestros antepasados culturales, glorificó nuestra herencia musical en momentos en que las obras maestras ecuatorianas sonaban en distintas partes del mundo.

Fuente: carlospaul123.blogspot.com/


Te ha gustado este artículo ? Compártelo :

Twitter Facebook Google Plus Linkedin

Únete a la conversaciónCancelar

Nombre :

Correo electronico :

Comentario