María Tejada


María descubre el jazz, y con él su admiración por la música popular y la improvisación


Nacida en Ecuador el 26 de julio de 1976, María TEJADA se impregna desde niña de un universo musical rico en mestizaje, como la tierra americana que la vio nacer. Nieta del Pintor Leonardo Tejada, su inclinación y sensibilidad hacia las actividades artísticas son incentivadas desde el hogar.

En 1980, comienza sus estudios de danza con la Compañía Nacional en Quito. Diez años de su vida transcurrirán entre las aulas de la escuela y la academia de ballet. En 1990, María descubre su pasión por el canto e inicia su aprendizaje junto a la Maestra Blanca Hauser, reconocida soprano chilena radicada en Quito. A sus 15 años, es la integrante más joven del Coro Fundación Juan Sebastián Bach, dirigida por María Norero.

Años más tarde, ella continúa sus estudios en compañía del tenor Alberto Negrón, quien le hace conocer a Ella Fitzgerald. Este es un momento crucial en su vida, pues María descubre el jazz, y con él su admiración por la música popular y la improvisación. Su entorno musical se enriquece aún más cuando descubre el repertorio de Antonio Carlos Jobim bajo la interpretación magistral de João Gilberto; gracias a ambos, María se apasiona irremediablemente por la cultura musical brasilera.

A partir de entonces participa en diversos proyectos musicales en Ecuador. Entre los principales están Dama Solitaria y Karma con Carlos Arboleda López. En 1996, Junto con Carlos y Paulina Rendón, gana el tercer premio del Festival OTI de la Canción capítulo Ecuador con el tema “La era del Espanto”.

En 1998, culmina sus estudios superiores en la Universidad San Francisco de Quito con un MBA en Marketing (magna cum laude) y una sub-especialización en Música (Departamento de Jazz de la universidad) bajo la dirección del saxofonista Esteban Molina.

En 1999, María decide dedicarse por entero a la música y se radica en Francia, donde encuentra a la cantante cubana Dalia Negra; gracias a ella explora la música tradicional del Caribe. También conoce al guitarrista Donald Régnier. Les une en primera instancia el amor por la música brasilera. Con él, María re-descubre y profundiza el estudio de la interpretación de varios ritmos latino-americanos, admirando, como si fuese por primera vez, la belleza de las canciones que le recuerdan a su tierra lejana, afirmando así aún más su identidad personal y cultural.

En el 2003, María obtiene el Certificado de Fin de Estudios Musicales (CFEM) en el Departamento Jazz del Conservatorio de Metz en Francia, bajo la tutela del reconocido cantante de jazz francés Thierry Péala.

El año 2006 le ofrece importantes logros: obtiene una Medalla de Oro en canto jazz, por decisión unánime del jurado y con felicitaciones del mismo; ella también participa en el concurso internacional de duos “Voice & Guitar” en Völklingen, Alemania, y obtiene el Tercer Lugar (premio adjudicado por un jurado de profesores de renombre en la comunidad Europea). Paralelamente, María trabaja como profesora de canto en el Conservatorio de Thionville y se produce como cantante en Francia, Bélgica, Alemania y Luxemburgo. Termina el año con el lanzamiento de su primer disco de composiciones propias en co-autoría con Donald Régnier, Fábula (Cristal Records).

En 2007, viaje al Ecuador para iniciar un estudio de campo sobre la música afro-ecuatoriana. Guiada por Lindberg Valencia, recibe sus primeras nociones con los abuelos Papá Roncón (marimba) y Herodita Huila (canto). Con la ayuda de Pablo Guerrero y su valiosa información recaudada en la Enciclopedia de Música Ecuatoriana, María empieza a seleccionar el repertorio de su segundo disco. Junto con Donald Régnier, decide montar el proyecto y programa la grabación del nuevo CD entre Ecuador y Francia, con la participación de 41 músicos de renombre, entre ecuatorianos, franceses y latinoamericanos.

En julio de 2008, lanza en Francia este segundo proyecto bajo el título de « Al cantar tus flores ». Este disco recibe el apoyo del Ministerio de Cultura del Ecuador y de la empresa privada Andrade Gutiérrez. En octubre del mismo año, decide volver a su país natal para promocionar su nuevo material discográfico.

En octubre de 2009, María lanza en Luxemburgo su tercer disco titulado “Una Vez”, en complicidad con Donald Régnier. El disco abarca temas propios y populares arreglados especialmente para el formato musical de dúo: guitarra y voz.

En los años 2010 y 2011 produce dos nuevos discos alrededor de la música ecuatoriana: “De Alma y Voces”, disco a capela con la formación vocal femenina “Fantasía Ensamble” y “Nocturnal”, trabajo como solista, grabado entre Francia y Ecuador, con la participación de 17 artistas. En este trabajo, María continúa la propuesta de fusionar ritmos tradicionales ecuatorianos con los colores del jazz y de algunas músicas del mundo: Portugal, España, Brasil y Francia.

“Nocturnal” es cálidamente recibido en Ecuador. María gana con este disco el reconocimiento por su trabajo alrededor de la Nueva Música Ecuatoriana, tanto por parte del público, como del medio artístico e institucional en el país. Con esta propuesta, abre algunos conciertos importantes de la capital: Tomatito, el dúo italiano Musica Nuda, la cantante de fado Ana Moura, entre otros.

A mediados del año 2012, aparece su quinto disco como vocal lead: un trabajo con su dúo Iguazú (Régnier-Tejada), músicas del mundo arregladas especialmente para el formato y cantadas en los 4 idiomas con los que trabaja vocalmente María: español, portugués, francés e inglés. El disco, titulado “Duetando”, fue lanzado y presentado tanto en Europa como en Ecuador durante ese mismo año.

Para el 2013, María junto a Donald Régnier deciden planificar un tercer y último disco de Nueva Música Ecuatoriana, que cerrara el ciclo de discos que buscan abrir los horizontes de la tradición musical del país, haciéndola encontrar con universos musicales y humanos diferentes. Para iniciar con esta producción, graba entonces 4 temas junto a dos cantantes europeas, con las que tuvo mucho apego durante la estadía de ellas en Quito: la italiana Eleonora Bianchini y la portuguesa Rita Maria. Se abren entonces posibilidades muy interesantes, uniendo al pasillo con el poder drámatico y armónico de géneros como el fado y el jazz.

A finales de 2013, María graba un demo para el Ministerio de Cultura del Ecuador, decidiendo participar en el concurso Fondo Fonográfico, categoría Nueva Música Ecuatoriana. Ella recibe el premio en esta clasificación, ganando un incentivo económico que le permita continuar con su proyecto de nuevo disco. Desde entonces, María y Donald han comenzado a trabajar en este último cd, el cual llevará el título de “Encuentros”, y que contará con más de 20 músicos invitados. El lanzamiento del mismo se prevee para finales de 2014.

Fuente: maria-tejada.com


Te ha gustado este artículo ? Compártelo :

Twitter Facebook Google Plus Linkedin

Únete a la conversaciónCancelar

Nombre :

Correo electronico :

Comentario